La Esperanza, el 10 de Febrero del 2013

Doctor
BENOIT BOSQUET
Coordinador del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques FCPF
Departamento de Medio Ambiente del Banco Mundial
Washington, EEUU

RECHAZO DE COPINH AL R-PP Y A LA IMPLEMENTACION DE REDD+ EN HONDURAS

Estimado Dr. Benoit Bosquet:

Nosotros, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas COPINH, movimiento indígena que representa unas 200 comunidades Lencas en los departamentos Intibucá, La Paz, Lempira y Santa Barbará hemos sido  sorprendidas y sorprendidos  al darnos cuenta de la presentación del R-PP al FCPF del Banco Mundial en enero del presente año. En este documento el proceso de preparación a REDD+ está descrito como democrático y con participación de los Pueblos Indígenas de Honduras.
Queremos  manifestar y dejarles  claro que el COPINH, igual que otras comunidades y organizaciones   indígenas  y negras como OFRANEH, no estamos organizadas  en  la  instancia conocida como CONPAH (Confederación de Pueblos Autóctonos de Honduras), por diversas razones, entre las cuales destacamos nuestro   rechazo a la misma por la  poca transparencia, representatividad  y posiciones ilegitimas y contraria a la causa histórica de los Pueblos Indígenas, además dejarle claro a ustedes que NO hemos estado participando en el proceso de preparación de REDD+. Más bien, hemos estado públicamente rechazando el plan de implementar REDD+ en Honduras. Conocimiento de esto tiene CONPAH y sectores gubernamentales que se han beneficiado y se beneficiaran  con los Proyectos REDD con más  burocracia ineficiente, fondos, corrupción  y tráfico  de los temas indígenas y de cambio climático, como ya lo han hecho  con otros  proyectos financiado por   organismos  internacionales como el Banco Mundial.  

No obstante, hemos tenido conocimiento  que el R-PP estipula que la “Mesa Nacional Indígena y Afrohondureña de Cambio Climático” MNIACC  estará liderada por CONPAH   e  integrada por diferentes organizaciones indígenas, incluyendo COPINH y OFRANEH (p. 40/41),  sin tener nosotros ningún conocimiento, sin habernos informado o consultado.  Este hecho  confirma una vez  más nuestra postura  de rechazo y denuncia sobre estos tipos de proyectos.
A base de las experiencias recientes en el proceso de REDD+, la mentira es una premisa  de este “proceso”,   en el primer borrador R-PP  menciona que ha sido elaborado de  acuerdo a un “proceso de Información y Consulta a más de 600 líderes de organizaciones de base indígena y de comunidades locales bosque dependientes”, otra  mentira mas  es  que el proceso REDD+ esté basado en la comunicación con y la participación de todos los Pueblos Indígenas, aún  enlistando al COPINH y OFRANEH como participantes en la MNIACC, podríamos mencionar más, pero lo que si es que  deja   claro  que en la elaboración de una estrategia  de REDD+ nuestra opinión y decisión   como Pueblos Indígenas,  COPINH y OFRANEH  NO  esta, Ni estará  respetada.
Repudiamos el proceso fraudulento de REDD+ y rechazamos la implementación de REDD+ en general. REDD+ es una nueva trampa más para los Pueblos Indígenas, aparentando que se trata de un mecanismo de compensación para los y las que hace siglos hemos  estado cuidando los bosques. Pero en realidad, si sólo se tratara de eso, habría otras formas de protección del bosque, por ejemplo no permitiendo la deforestación por grandes empresas madereras. REDD+, en cambio, significa la mercantilización de nuestros bosques, de la naturaleza y de la vida, dado que sólo valoriza el bosque por su capacidad de absorción de carbono. A la vez representa la finalización del bosque, de la naturaleza y de la vida, dado que el propósito es vender y especular con los certificados de carbono. Y todos y todas sabemos que el mercado de carbono no resuelve el problema de los gases de efecto invernadero, porque los países industrializados y las empresas seguirán emitiendo carbono, seguirán avanzado en los  proyecto de muerte y destrucción,  de saqueo y de extermino de los Pueblos Indígenas y de los  bienes comunes de la naturaleza, todo de manera impune.
Creemos además, que los proyectos REDD+ implican la pérdida de autonomía indígena y comunitaria,  del control territorial, de culturas y formas tradicionales de uso de los  bosques  que nuestras comunidades han practicado por cientos de años. Además, creemos que REDD+ representa un paso hacia la intensificación del acaparamiento de territorios y bosque, de monocultivos,  representa  la expulsión  o  el acceso limitado de nuestros pueblos a los mismos, pérdida de soberanía,  mayor militarización, represión y ocupación de territorios indígenas y de todos nuestros pueblos.
Al mismo tiempo que el gobierno actual maneja un discurso a través de este proyecto invasor   y se  “prepara”  supuestamente   para “salvar”  el clima y el medio ambiente con REDD+,  está promoviendo leyes y prácticas que van totalmente en contra de la protección del medio ambiente y del bosque. Por ejemplo, la nueva Ley de Minería permite minería a cielo abierto con el uso de cianuro y otros tóxicos, lo que envenena el agua y el bosque por décadas y siglos. Así mismo, la nueva Ley de Ciudades Modelos, ahora denominado Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, representa una amenaza enorme a nuestros territorios indígenas, ya que se van a desarrollar las zonas autónomas y extraterritoriales en todo el país, incluyendo zonas de regímenes especiales como las Zonas Agroindustriales o los Distritos Energéticos Renovables, otro cuento más del desarrollo y de la  “economía verde”. También, bajo el lema de energía renovable y mitigación del cambio climático, ahora está en planificación y construcción una gran cantidad de represas hidroeléctricas y parques eólicos en territorios indígenas, sin el respeto al Derecho de  la Consulta  Libre,  Informada  y Previa   (CLIP) y demás derechos reconocidos  a nivel nacional e internacionalmente.
El gobierno hondureño  y el Banco Mundial, con largos antecedentes  de agresión a los Pueblos  Indígenas,  pretenden   lavar  su  imagen simulando la participación y respeto a los derechos  de  los Pueblos Indígenas, el respeto a los derechos humanos  y  promoviendo el desarrollo ´verde´. Pero dado que nos vemos enfrentadas y enfrentados  diariamente a la violación  de  derechos humanos, del derecho a la consulta libre, previa e informada, del Convenio 169, de la Declaración de la ONU sobre Pueblos Indígenas,  de la misma  Constitución hondureña,  agredida brutalmente ya  con el Golpe de Estado en el 2009,  a la hipocresía de los organismos financieros internacionales,   no creemos ni aceptamos las nuevas promesas de REDD+ y rechazamos  su lógica del desarrollo que nos quieren imponer. Nos oponemos a esta estratégica del capitalismo verde llamada REDD  y  a  todo  tipo  de explotación de nuestros bienes de la naturaleza  y la  Madre Tierra.
Exigimos que el FCPF en su actual revisión del R-PP tome en cuenta nuestras preocupaciones y posiciones, que publique nuestra carta en el sitio web de FCPF, y que se  detenga  el proceso de implementación de REDD+ en Honduras.
Responsabilizamos al FCPF y al Banco Mundial en general  y al Estado Hondureño por las consecuencias que puedan tener nuestras organizaciones, pueblos y vidas  ante esta imposición neocolonialista.

Con la fuerza ancestral de Iselaca, Lempira, Etempica y Mota se levantan nuestras voces llenas de Vida, Justicia, Paz, Dignidad y Libertad,

Atentamente,

Berta Cáceres
Coordinadora General
Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras COPINH

CC:
Trinidad Suazo – Ministro ICF
Rigoberto Cuellar – Ministro SERNA
Cesar Ham – Ministro INA
Luis Green – Ministro SEDINAFROH
PRORENA – GIZ
CCAD Programa Regional REDD
FAO
Rainforest Alliance
PNUD Honduras
PNUMA
Banco Mundial Honduras
US-AID Honduras
UICN
Fiscalía de las Etnias Patrimonio Cultural
Congreso Nacional – Comisión Ordinaria de Enlace con Grupos Indígenas y Afrodescendientes
CONPAH
Porfirio Lobo Sosa – Presidente  de la República  de Honduras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada