Mercados de carbono: una forma más de acaparamiento de tierras

REDDada de territorios


00:00|20:41
Descargar: MP3 (37.9 MB)
Del 23 al 25 de julio, fue realizado el Seminario Tributo a las Resistencias de los Pueblos de la Amazonía, en la ciudad de Rio Branco, en el estado brasileño de Acre. Los pueblos amazónicos se encuentran entre las tantas comunidades que a nivel mundial están bajo la mira de los proyectos de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (REDD), mecanismo estipulado en el marco de las negociaciones de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, y por esto esta temática fue una de las abordadas en la actividad realizada en plena amazonía brasileña.
En el encuentro, Lucía Ortiz Coordinadora Internacional del Programa de Justicia Económica y Resistencia al Neoliberalismo de Amigos de la Tierra Internacional (ATI) dialogó con Diego Cardona, integrante de CENSAT-Agua Viva (AT Colombia) sobre su análisis de contratos REDD en distintos países de América Latina.
Concretamente Cardona, quién además integra el Programa de Bosques y Biodiversidad de ATI, trabajó sobre casos en Perú, Brasil, Bolivia y Colombia. Lo primero que expresa el activista es que “los análisis que se hacían desde los movimientos ambientalistas sociales sobre los efectos y riesgos de REDD, no estaban equivocados”.

El Secuestro de Vallecito, Honduras: Palma africana y petróleo.

El rapto de integrantes de la OFRANEH el pasado jueves 17 de julio, no fue más que una notificación de desalojo girada en contra de los Garinagu de Vallecito, por la elite que controla la costa norte de Honduras, en especial el corredor comprendido entre la bahía de Trujillo y la Moskitia.

Hasta el año de 1993, nuestro pueblo ejerció la propiedad comunitaria en la franja desde la desembocadura del río Aguan hasta la Laguna de Bacalar. En ese año, Miguel Facusse se apoderó en forma dolosa de la estratégica Punta Farallones. Casi simultáneamente una invasión de supuestos campesinos inducida por el General Castro Cabus se apoderó de río Miel, parte del hábitat funcional de la comunidad de Punta Piedra.
La expansión de la frontera de los agrocombustibles abarcó la franja costera, apareciendo en ese entonces las comunidades mestizas de Icoteas y Plan de Flores, las que se fueron poblando con trabajadores de las plantaciones de la palma, en su mayoría provenientes del interior del país.

El colonialismo y la esclavitud jamás se marcharon: REDD+ en Asia y África

Categoría: Cambio Climático

Servindi presenta un informe sobre los impactos en Asia y en África de los mecanismos de compensación en base al comercio de carbono, conocido como REDD (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación).

El colonialismo y la esclavitud jamás se marcharon: REDD+ en Asia y África

Por Oscar Guerrero Bojorquez*
Mientras los gobiernos del mundo asisten al debate sobre las catastróficas consecuencias que acarrea el calentamiento global, sucediéndose intensas negociaciones entre las delegaciones para llegar a unos términos mínimos de consenso, una estructura mercantil de alcance global amenaza con establecer una nueva forma de subyugación en Asia y África apropiándose de uno de los principales agentes de la vida en la Tierra: los bosques.

Compensaciones de carbono son “cómplices” de acaparamiento genocida de tierras


- Organizaciones no gubernamentales denuncian complicidad de Banco Mundial y esquema REDD+ de las Naciones Unidas.
- Grave situación del pueblo Sengwer en Kenia revela cómo las compensaciones de carbono potencian la recolonización corporativa del Sur.
Por Nafeez Ahmed*
12 de julio, 2014.- Entre 2000 y 2010, unos dos millones de kilómetros cuadrados de tierras en Asia, África y América Latina y el Caribe fue adquirido o negociado bajo acuerdos firmados en nombre de gobiernos extranjeros o empresas transnacionales.
Muchos de esos acuerdos se orientan hacia la producción de cultivos o biocombustibles para su exportación a países ricos y desarrollados – con la consecuencia de que los pequeños agricultores son desplazados de sus tierras y pierden sus medios de vida, mientras las comunidades locales pasan hambre.

Marcha contra la Privatizacion de SMAPA en Tuxtla Gutierrez


Llevamos un año caminando, un año desde que se hizo público el anuncio de que se quería entregar la infraestructura pública de SMAPA a una empresa para su lucro. Ellos lo llaman “concesión” pero sabemos que es una PRIVATIZACIÓN del agua en toda regla. Desde entonces hemos emprendido acciones junto con la sociedad civil para detener este proceso: hemos presentado 6,500 firmas, que el congreso ignoró, hemos llevado a cabo foros y marchas multitudinarias junto con l@s trabajadores (l@s cuales han sido amenazad@s con el despido si se les veía participando en algún tipo de protesta) y hemos presentado propuestas alternativas (en lo financiero, ambiental, laboral, social, transparencia y en lo técnico) con las que se podría fortalecer la institución publica sin necesidad de privatizarla, las cuales, tampoco han sido escuchadas.

“Reddeldia”, una lucha diaria por la tierra en la mexicana selva Lacandona

Versión para imprimir

La cultura de la rebeldía

“Reddeldia”, una lucha diaria por la tierra en la mexicana selva Lacandona

00:00|16:02
Descargar: MP3 (11 MB)
“Lo que hay en la biodiversidad, lo que es montaña, selva, eso no permitimos que se convierta en negocio”, alertó un dirigente indígena en un ejido mexicano del estado de Chiapas, en el medio de la selva Lacandona y dentro de la reserva de la biósfera Montes Azules. “Tenemos que defender la Madre Tierra. Si nosotros no defendemos nuestra Madre Tierra, ¿dónde van a ir a vivir los niños?”, agregó un comunero.
Los representantes originarios forman parte de la comunidad llamada “Reddeldía”, que se opone a todo tipo de proyecto de conservación del gobierno nacional que les impida seguir con su vida tradicional. Especialmente se están resistiendo al mecanismo de “Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación” de los Bosques (REDD).
A mediados de mayo un grupo de activistas de varios países, integrantes de organizaciones parte de Amigos de la Tierra de América Latina y el Caribe (ATALC), visitó varias comunidades indígenas y zonas de la selva Lacandona. La comunicadora Marie-Pia Rieublanc, de Otros Mundos Chiapas – Amigos de la Tierra México, preparó un informe periodístico especial para Radio Mundo Real, en base a lo que fue la visita a la comunidad de Reddeldia.
En este trabajo se escucha a uno de los indígenas denunciar que “las comunidades que le han entrado a ese proyecto de conservación de pagos por servicios ambientales” han tenido muchos problemas. Los que reciben el apoyo económico “son los ejidatarios, los que tienen legalmente sus documentos”. “Pero los hijos, ¿dónde pueden agarrar leña?, porque aquí no se maneja gas, ¿dónde pueden tumbar un árbol seco para la leña, o para tablas de la casa?, porque ya no se puede tocar”.
Según se escucha en el trabajo radiofónico, el gobierno de Enrique Peña Nieto culpa a las comunidades indígenas de la destrucción de la selva, para justificar sus proyectos de conservación y los desplazamientos. “Nosotros ya alcanzamos a ver que no somos los culpables. (...) Si nosotros permitiéramos entrar a los empresarios, en dos o tres años no hay más selva, lo destruyen todo”, explicó un representante indígena. “Nosotros tenemos que hablar, tenemos que decir, buscar la decisión y la solución también nosotros. (...) Si nos sacan de aquí es como sacarle al pez el agua, nos vamos a morir porque no estamos acostumbrados, y nos dimos cuenta que tenemos que defender hasta donde se pueda”.
Imagen: Otros Mundos Chiapas - Amigos de la Tierra México

Clima de violencia, tensión y conflicto que se vive en torno a la Selva lacandona y Biósfera Montes Azules.

San Cristóbal de las Casas a 27 de mayo, 2014
La Red por la Paz y organizaciones hermanas, se pronuncian ante el clima de violencia, tensión y conflicto que se vive en torno a la Selva lacandona y Biósfera Montes Azules.
En 1972 una decisión presidencial adjudicó de forma jurídicamente cuestionable, 614 mil hectáreas de selva chiapaneca a 66 familias lacandonas, sin tener en cuenta a cientos de familias de otros Pueblos Indígenas que también habitaban ese territorio y que desde entonces permanecen en amenaza de ser desalojadas de sus tierras. Seis años después, al convertir parte de este territorio en Reserva de la Biósfera de Montes Azules, la presión para impedir la regularización de los demás pueblos de por si existentes se agudizó y su reubicación o desalojo forzoso ha sido la respuesta gubernamental ante la problemática.
En abril de 2014, se ratificó el acuerdo entre la Comunidad Zona Lacandona y la Aric Unión de Uniones Independiente y Democrática, en el que se reconoce el derecho agrario de tres poblados asentados esta región. Este acuerdo es fruto de un proceso de diálogo entre las partes directamente involucradas, sin participación del gobierno, debido a la “falta de voluntad”del mismo para resolver el conflicto, afirmaron representantes de la ARIC en conferencia de prensa el 1o de mayo pasado.
Desde el pasado 28 de abril distintos eventos han ido escalando el clima de violencia, tensión y conflicto en torno de la delimitación de la llamada Brecha Lacandona y la Biósfera Montes Azules. Es preciso reconocer que las comunidades y pueblos indígenas que habitan en esta región han ido construyendo diversas propuestas e iniciativas, algunas de ellas desde hace más de 30 años, con el interés de contar con el reconocimiento legítimo de su lucha y derechos agrarios y autonómicos
Sin embargo, estas propuestas se ven afectadas y amenazadas por la presencia de intereses económicos y de ambientalistas ajenos a los pueblos involucrados y por el clima de confusión, impunidad y violencia que se vive en el núcleo original y principal del conflicto armado no resuelto. El asesinato de José Luis Solis López base de apoyo zapatista el pasado 2 de mayo, en la Junta de Buen Gobierno de La Realidad, nos ha consternado especialmente. Paralelamente a este hecho reconocemos otros acontecimientos, que nos refieren al clima de tensión y complejidad de los conflictos en el entorno.
El pasado 29 de abril, en la comunidad de San Javier, Municipio de Ocosingo, se suspendió la Asamblea de Bienes Comunales de la Zona Lacandona, cuando un grupo de personas interrumpieron de manera violenta su desarrollo. Los últimos días del mismo mes se refirió en los medios la noticia del secuestro de Julia Carabias, ex secretaria de medio ambiente, académica y fundadora e integrante de Natura y Ecosistemas Mexicanos AC ONG dedicada a la conservación de recursos naturales, señalada por integrantes de la comunidad lacandona y por otros sectores de la sociedad civil, como responsable de generar división entre sus integrantes e introducir proyectos orientados a la privatización de la zona.
En este ambiente enrarecido se efectuó la detención del asesor de la Comunidad Zona Lacandona, Fernándo Gabriel Montoya Oseguera a quien la procuraduría estatal señaló de inicio como autor del secuestro de Julia Carabias y finalmente lo consignó como “probable responsable del delito de atentados contra la paz y la integridad corporal y patrimonial de la colectividad y del Estado” en que habría incurrido al tomar la alcaldía de Altamirano en enero de 2001. Hecho considerado por muchos, como una medida de contención y criminalización del proceso en el que la comunidad lacandona busca tomar decisiones respecto al territorio que le fue adjudicado décadas atrás.
Cabe señalar que organizaciones de la Red por la Paz participaron en la Misión de Observación Civil y Solidaridad que se llevó a cabo del 29 de abril al 4 de mayo del 2012 y que tuvo como objetivo conocer la situación de las y los habitantes de San Gregorio, Salvador Allende y Ranchería Corozal, integrados a la organización Aric Independiente y Democrática A. C. con quienes la Comunidad Lacandona sostuvo y concretó el acuerdo citado, en el que se les reconoce a estos tres poblados, su legitimidad para la posesión de las tierras que habitan desde hace más de 30 años. Este acuerdo se difundió a través de una conferencia de prensa el pasado 1 de mayo de 2014 en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. Y años antes en las instalaciones del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín ProDH, en la ciudad de México, el 3 de agosto 2011.
Para nuestras organizaciones es importante reconocer que estos tres pueblos lograron este acuerdo con la Comunidad Zona Lacandona (CZL), por la vía dialogada, misma vía por la cual han solicitado de manera pacífica desde 2010, ante diversas instancias y mesas interinstitucionales con gobierno federal y estatal, así como con instituciones del sector ambiental gubernamental, se inicie el procedimiento necesario para la regularización de su estatus jurídico agrario.
Sin embargo, valoramos que intereses diversos han impedido desde hace varios años que esto se concrete generando un clima de inseguridad y escalamiento del conflicto.
Nos preocupa que, en respuesta a la inconformidad pública manifestada en estos momentos por la CZL y la ARIC ID, las medidas gubernamentales utilicen estrategias violatorias a los derechos de los pueblos, como la implementación de desalojos forzosos de familias y comunidades realizados entre los años 2003 y 2012, y la detención de autoridades locales y líderes de este movimiento.
Por último, con gran preocupación, queremos hacer notar que en esta coyuntura, se inició el 14 de mayo la II Fase del Operativo Frontera Sur en cinco municipios del estado de Chiapas, ubicados en la zona en conflicto, y en el que participan elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, Armada de México, PGR, PF, INM y las policías estatal y municipal.
Por lo anteriormente expresado, nos pronunciamos:
  1. Por procesos y mecanismos que respeten los derechos humanos de los actores involucrados en los conflictos -en particular, los derechos colectivos de los pueblos indígenas-, así como por todas aquellas iniciativas pacíficas que procuran la dignidad de los territorios, pueblos y personas. Rechazamos la privatización de los territorios indígenas y de sus bienes naturales la intervención de actores externos (estatales y no estatales) que rompen los procesos de diálogo y construcción de acuerdos entre pueblos, comunidades y organizaciones.
  1. Rechazamos las políticas y estrategias de militarización y criminalización de la protesta social en los estados de la frontera sur de México, y de manera particular, en las zonas de conflicto, que vulneran a las comunidades indígenas, principalmente a niñas, niños y mujeres.
  1. Nos pronunciamos por procesos incluyentes en el manejo, conservación y administración de la Reserva de la Biósfera Montes Azules y de las otras seis Áreas Naturales Protegidas de carácter federal existentes en la Lacandona, cuya preservación es fundamental para el bienestar, la vida presente y futura de la humanidad, de nuestro país y de las comunidades indígenas que la habitan. Por eso, ellas deben estar plenamente implicadas en los diagnósticos, ordenamientos territoriales, planes de manejo y en todo el diseño e implementación de estrategias integrales para la sustentabilidad de la comunidad de vida.
  1. Finalmente queremos expresar nuestra solidaridad con los pueblos zapatistas y particularmente enviamos nuestro abrazo a la Junta de Buen Gobierno ubicada en la Realidad y nos sumamos al homenaje al maestro Galeano. Así mismo, saludando el anuncio de una nueva etapa.
Atentamente,
Los integrantes de la Red por la Paz
Comité de Derechos Humanos Fray Pedro Lorenzo de La Nada (CDHFP)
Centro de Derechos Indígenas A.C. (CEDIAC)
Servicios y Asesoría para la Paz A.C. (SERAPAZ)
Comisión de Apoyo a la Unidad y Reconciliación Comunitaria, A.C. (CORECO)
Desarrollo Económico y Social de los Mexicanos Indígenas, A.C. (DESMI)
Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba)
Educación para la Paz, A.C. (EDUPAZ)
ENLACE, Comunicación y Capacitación, A.C. (ENLACE CC)
Servicio Internacional para la Paz (Sipaz)
Centro de Derechos de la Mujer Chiapas, A.C. (CDMCH)
y otras organizaciones:
Voces Mesoamericanas, AC.,
Casa de Apoyo a la Mujer Ixin Antsetik AC.
Maderas del Pueblo del Sureste AC.

Políticas conservacionistas y megaproyectos causan desplazamiento forzado en Chiapas

ARIC UU Independiente y Democrática y organizaciones sociales de la Selva Lacandona se pronuncian contra las políticas de despojo, división social, represión, criminalización de la lucha y la protesta social, implantadas por los gobiernos federal y estatal contra comunidades autónomas y organizaciones independientes.
acuerdos 23 abrilEl 23 de abril de 2014 se firmó el Acuerdo entre los Bienes Comunales de la Zona Lacandona y de la ARIC Unión de Uniones Independiente y Democrática
A partir de la firma del Acuerdo entre los Bienes Comunales de la Zona Lacandona y de la ARIC Unión de Uniones Independiente y Democrática (23 de abril de 2014), que permitiría avanzar en la regularización agraria de los poblados Nuevo San Gregorio, Ranchería Corozal y Salvador Allende, localizados dentro del polígono de la Comunidad Zona Lacandona (CZL), el gobierno estatal lanzó una nueva ofensiva mediática para rechazar la regularización y amenazar con el desalojo de los poblados. Simultáneamente, intenta romper la construcción de acuerdos entre pueblos y organizaciones alentando la división interna, fabricando delitos para criminalizar a dirigentes y asesores, haciendo un uso fáctico de las instituciones y los medios jurídicos.

Toman indígenas oficinas de gobierno y exigen la expulsión de Carabias de la Selva Lacandona

La investigadora Julia Carabias y el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello. Foto: Gobierno de Chiapas
La investigadora Julia Carabias y el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello.
Foto: Gobierno de Chiapas
TUXTLA GUTIÉRRREZ, Chis. (apro).-Indígenas de la Comunidad de Bienes Comunales Zona Lacandona tomaron oficinas judiciales y administrativas en el municipio de Ocosingo, para exigir la liberación del maestro rural Gabriel Montoya Oseguera, la regularización de tres poblados en la región y la expulsión de la investigadora Julia Carabias de la reserva ambiental donde trabaja actualmente.
Los manifestantes cerraron la presidencia municipal de Ocosingo, así como oficinas de juzgados del Poder Judicial del estado y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), entre otras, para llamar la atención del gobierno estatal y federal.

El fin de la hegemonía lacandona en la Selva de Chiapas

Por 



Más allá de los intereses de los grupos políticos, “ambientalistas” y lacandones, lo que está en juego es el destino de decenas de hombres y mujeres, cuyo abuelos llegaron a poblar la selva, y a quienes ahora se les pretende expulsar. Foto: Ángeles Mariscal/Chiapas PARALELO

La lucha entre legalidad y legitimidad
La etnia lacandona se encuentra dividida. Ese grupo vendido y comprado como una raza pura descendiente directa de los mayas, ha servido a “ambientalistas”, asociaciones y al propio Estado mexicano, para obtener millonarios recursos; se ha prestado para tratar controlar –o al menos amagar- a grupos sociales de la selva, en pos de la “conservación”. Pero ahora, lucha desesperado (a la par de sus “benefactores”) por mantener su hegemonía, ante el avance de otros actores en la región.
Ha cambiado la configuración de la selva en los 40 años que han pasado desde que en 1971 un decreto Presidencia otorgó a 66 hombres lacandones (no puede considerarse que fueron beneficiarias 66 familias porque los títulos de propiedad son exclusivos de los hombres y excluye a las mujeres) el derecho legal de 614 mil hectáreas de selva.

DECLARACION del MOVIMIENTO REDELDIA DE LOS MONTES AZULES


En el ejido Pichucalco, Reserva de la Biosfera Montes Azules, en la Selva Lacandona, delegados y delegadas del Movimiento Redeldía de los Montes Azules nos reunimos del 8 al 10 de abril por un motivo urgente: la inclusión de LA BIODIVERSIDAD y LOS CONOCIMIENTOS TRADICIONALES de los pueblos indígenas en el borrador del Acuerdo TransPacífico (ATP), el más grande acuerdo multinacional de libre comercio hasta ahora. Acompañados por hermanas y hermanos de otros lugares de Chiapas y de nuestro país que es México, nos ocupamos en comprender cómo es que en el capitalismo las empresas dedicadas a la biogenética quieren privatizar este patrimonio hasta ahora colectivo, y cómo vamos a hacer para defenderlo y trabajar en las alternativas de su uso y manejo.
En nuestra convocatoria planteamos 3 objetivos:

REDD+: Crónica de un fracaso anunciado.



Otros Mundos Chiapas- Amigos de La Tierra México
San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, Julio 2013.


La Semana pasada El Secretario de Medio Ambiente e Historia Natural (SEMAHN), Carlos Morales Vázquez anuncio la suspensión del programa REDD+ en el estado de Chiapas [1] esta noticia llega sin sorpresa para muchos de los grupos y organizaciones campesinas que denunciaron en muchas ocasiones  como se había operado este  programa. Esto se da a conocer después de que el gobierno Australiano, informara también el fracaso y su retirada  del proyecto REDD+ en Kalimantan bajo el proyecto KFCP (Kalimantan Forests and Climate Partnership ) manejado por el Aus´AID en donde se habían comprometidos 273 millones de dólares de inversión [2].
El Proyecto REDD+ “no reconocido” oficialmente en Chiapas, estuvo plagado de toda clase de vicios desde su ejecución en 2010; a pesar de conocer las experiencias que este tipo de proyectos tenía en otros países, se apresuro su aplicación como forma de mostrar la buena “voluntad” a los mercados internacionales de comercio de carbono, que tenia Chiapas, uno de los Estados más biodiversos del país. Desde su  implementación fue promocionado en la comunidad lacandona como  “Una oportunidad de  garantizar un mejor futuro para sus hijos y para la humanidad, programa que permitirá a las nuevas generaciones tener mayores oportunidades de desarrollo”, en palabras de el Anterior Gobernador Juan Sabines.  El proyecto incluso llevo agudizar problemas de tenencia de la tierra, casos de desalojos, problemas entre las comunidades y organizaciones campesinas de la zona  y no represento una solución real para combatir el Cambio climático.
Ya organizaciones campesinas, comunidades de la región Amador Hernández, Frontera Corozal y organizaciones no gubernamentales, lo señalaron en la declaratoria Reddeldia de septiembre de 2012  cuando sesiono el grupo de trabajo de los Gobernadores sobre el Clima y Bosques (GCF) San Cristóbal de las Casas Chiapas; en esta ocasión se alertaba acerca de los enormes peligros de REDD+, de los  problemas que había causado en el Estado y de cómo estaba destinado al fracaso.
El programa REDD+ implementado en Chiapas ha dejado grandes  lecciones de cómo los proyectos de mercantilización de la naturaleza no han funcionado, este proyecto ha tenido enormes costos para las  comunidades indígenas y campesinas del Estado: 1) No respetó los derechos de los pueblos indígenas al no informarlos ni incluirlos 2) Bajo este esquema se dividió a las comunidades, rompiéndose el tejido social, además de incrementar los problemas por tenencia de la tierra que de por sí existen entre las comunidades como son los casos de Montes Azules y “ La brecha Lacandona” 3) Acompañado de el “proyecto de reconversión productiva” de palma africana y piñón (Jatropha curcas)se  intentó incluirlas bajo el término de  bosques, además de “venderlas” como energía limpia acompañándolo a su vez con grandes megaproyectos de minería y presas y parques eólicos alrededor de todo el Estado 4) A raíz de los enormes casos de corrupción y de pago del proyecto REDD+ con impuestos de los Chiapanecos/as el Estado está sumido en una de los más grandes crisis económicas de los últimos tiempos 5) En resumen REDD+ en Chiapas es la crónica de un fracaso anunciado. Los mecanismos de pago en los que se pretende que los países del Sur tropical absorbamos la contaminación del Norte Industrial –Cualquier forma de mercantilización de la Naturaleza- estarán destinados al fracaso mientras no se apliquen soluciones reales y de fondo a la “crisis climática”


Muchas son las interrogantes que se abren con respecto al anuncio de la suspensión de  este programa:
·      ¿REDD+ en Chiapas Término? Solo hay que revisar, El Programa de Acción ante el Cambio Climático en Chiapas (PACCCH)[3] , en el que se habla de las líneas de acción a seguir de dicho programa  y en las cuales REDD+ sigue siendo piedra angular de la estrategia contra el cambio climático, también se mencionan a Las  áreas naturales protegidas de El Triunfo y el Ocote en donde a través del grupo REDD+ se ha logrado Identificar sitios de Monitoreo, Reporte y Verificación (MRV) en la Sierra Madre, que son sitios prioritarios por su alta biodiversidad y tienen viabilidad social para la implementación de este programa. A pesar de su suspensión ¿Un proyecto de esta naturaleza será llevado a otras áreas naturales protegidas en Chiapas?
·      ¿Qué opinan las autoridades de California acerca del fracaso de REDD+ en las tierras Chiapanecas? ¿Qué significa en términos del Acuerdo California-Chiapas-Acre? Recordemos que en mayo de este año el grupo de trabajo de  REDD+ Offset Working Group –ROW- estaba buscando impulsar este acuerdo, a pesar de una gran cantidad de denuncias y observaciones por parte de académicos organizaciones campesinas y grupos ambientalistas.

Para generar soluciones verdaderas al cambio climático se requieren medidas democráticas y técnicamente coherentes para transitar a un sistema energético sustentable, y para poder eliminar con carácter de urgente el uso y abuso de los hidrocarburos. El fracaso de  REDD+ en todas sus versiones, REDD++ y las que se sumen, incluido REDD azul, solo pone en tela de juicio la capacidad de análisis que instituciones, programas y gobiernos tienen frente a un problema tan complejo como la “crisis climática”, nos pone también de frente al hecho de que los recursos y medidas para conservar los bosques y las selvas deben ser adicionales y democráticamente definidos y no aprobarse en compensación ni imposición para seguir contaminando. Se deben tomar en cuenta las alternativas sustentables de los pueblos originarios y campesinos, que apoyen la gestión y conservación de bosques desde una visión comunitaria; que no sean parte de los mercados ni sean controlados por corporaciones, instituciones financieras internacionales o los “coyotes verdes” de la conservación, y sí colectivamente por los pueblos.


Suspendido el programa REDD Plus, dice Semahn


Carlos Morales Vázquez, secretario del Medio Ambiente e Historia Natural.
"Fue un fracaso, esa estrategia ya está cancelada, no se tuvieron los resultados que se anunciaron": Carlos Morales
El Heraldo de Chiapas
8 de julio de 2013

 ISAÍ LÓPEZ



El programa de Reducción de Emisiones por Degradación y Deforestación (REDD Plus) implementado por la administración anterior, ha sido suspendido, debido a que no se plantearon soluciones de fondo, dijo el secretario del Medio Ambiente e Historia Natural (Semahn), Carlos Morales Vázquez.

"Fue un fracaso, esa estrategia ya está cancelada, no se tuvieron los resultados que se anunciaron, creo que los problemas ambientales hay que abordarlos de fondo con estrategias, no por ocurrencia", acotó.

Durante el 2010 se diseñó el programa REDD Plus para comunidades de la Selva Lacandona, instrumentados por la responsable de la política ambiental ahora diputada federal por el Partido Verde Ecologista de México, Lourdes Adriana López Moreno.

En la Selva Lacandona comuneros resultaron beneficiados con la entrega de recursos del proceso de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación plus (REDD+) para la conservación de las reservas de los ecosistemas de la zona.

De acuerdo con el esquema de la pasada administración, este beneficio incluyó a todos los para garantizar un mejor futuro para sus hijos y para la humanidad, programa que permitirá a las nuevas generaciones tener mayores oportunidades de desarrollo, sin embargo, para la nueva administración estatal no responde a las necesidades.

"Se requiere un tratamiento integral a los ecosistemas, con una campaña de prevención de delitos ambientales, de educación ambiental desde las escuelas y con resultados a corto, mediano y largo plazo para proteger y desarrollar la flora y fauna", agregó.

Aquél programa fue firmado el 22 de diciembre del 2010 en la comunidad San Javier municipio de Ocosingo, para garantizar la conservación de una de las reservas naturales más importantes de América Latina, la Selva Lacandona, en el marco del proyecto de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Evitada Plus, en una superficie de 614 mil hectáreas.

Falla Experimento australiano de carbono forestal en Indonesia.

 2 de julio, 2013



Esta semana  Aus´aid hizo efectiva la cancelación de su proyecto de carbono forestal de 47 millones de dolares, antes de la visita de primer ministro Rudd a Indonesia,.
The Kalimantan Forests and Climate Partnership (KFCP ) inicio en 2008 un programa para demostrar que las compensaciones del carbono forestal eran una forma viable de reducir las emisiones de carbono. El proyecto político de KFCP inicio con grandes promesas de demostrar que la política y las actividades de este programa permitirían reducir las emisiones de la deforestación y degradación de la tierra en Indonesia, así como incentivar la sustentabilidad en las comunidades locales.
Grupos de Amigos de la Tierra criticaron al gobierno federal de Indonesia y sus socios implementa dores por su fallido acercamiento a  los problemas de derechos de la tierra y  de deforestación.
Deddy Ratih from WALHI (Friends of the Earth Indonesia) dijo:
“AusAid y KFCP han fallado en apoyar programas de conservación que son ambientalmente eficaces y sensibles al los derechos de los pueblos indígenas a la tierra en las zonas rurales de Indonesia.”
El proyecto de KFCP perdió una oportunidad de empoderar a las comunidades locales de  desarrollar prácticas en sus medios de vida sustentables y  de dirigir la el rumbo de la conversión del uso de la tierra en  Kalimantan.
Ratih es coordinadora de WALHI de la campaña bio-región y clima. WALHI es una de las principales organizaciones de justicia ambiental de Indonesia con más de 450 grupos en todo el archipiélago indonesio.

Crecimiento Global Verde, ‘Economía verde’, biodiversidad e ‘inteligencia forestal’

18/06/13

El nuevo “desarrollo sustentable” se llama “economía verde”, algo que funcionará a partir de un “crecimiento verde”. Principalmente desde Rio+20, la ONU y los gobiernos nacionales intentan mostrar ante los pueblos del mundo un renovado compromiso con una política responsable para con el medio ambiente y el futuro del planeta. Denominar “verde” a dicha política, un color asociado a la naturaleza, queda bien. Pero, por ser verde, tal política ¿se preocupará también por la diversidad? Y en el futuro la “economía verde” ¿también será una “economía biodiversa”?
El Instituto para el Crecimiento Global Verde, GGGI (Global Green Growth Institute), presenta sus servicios refiriéndose a “estrategias de desarrollo económico basadas en un crecimiento verde”. Quienes contratan sus servicios pueden contar con un asesoramiento que promete enseñar la metodología para elaborar el “plan de crecimiento verde”; con colaboración para crear sociedades “público- privadas”, para que las empresas asuman un papel aún más preponderante en el mundo; y con servicios de investigación. Pero nada sobrebiodiversidad. ¿Cuál será, entonces, el significado exacto de “verde” en los programas de GGGI y otros consultores especializados en “crecimiento verde”?
Un tipo de “verde” aparece, por ejemplo, en el Perú (ver artículo en este boletín), donde el GGGI es una de las instituciones que ofrece ayuda para el desarrollo “verde” en la selva amazónica. La oferta incluye varios proyectos REDD. Una de las opciones para implementar REDD+ son las plantaciones de palma aceitera - un árbol indudablemente verde por fuera y, además, una “energía renovable” capaz de almacenar carbono. Plantada en monocultivo, la palma aceitera destruye la diversidad biológica y cultural. De esta forma se torna una actividad lucrativa en la que los árboles en crecimiento contribuyen al “crecimiento verde” y “renovable”, una simbología perfecta.

Nuevo Reporte muestra los Potenciales Efectos Negativos sobre las Mujeres de las Propuestas Bioeconomía y Mercados en ‘Servicios Ambientales’

Bonn/Bogotá, 12 de Junio de 2013 
Un nuevo reporte [1] por la Coalición Mundial por los Bosques [2] lanzado durante el evento paralelo de GenderCC sobre equidad y políticas de mitigación climática [3] durante las negociaciones en Bonn, Alemania, muestran los serios impactos negativos que las propuestas de bioeconomía y mercados en ‘servicios ambientales’ pueden ocasionar a las mujeres del mundo. 
El reporte muestra cómo las políticas ‘verdes’ diseñadas para abordar las diferentes crisis que afrontamos tienden a impactar gravemente a las comunidades rurales e indígenas, y han contribuido al fenómeno de acaparamiento de tierras a nivel mundial. “Tanto los recursos naturales como las funciones ecosistémicas representan bienes communes de los cuales las mujeres y sus familias directamente dependen; debido a su rol diferenciado en la utilización y conservación de la naturaleza, las mujeres ejercen importantes contribuciones en materia de conservación y uso sustentable, sin embargo estas contribuciones permanecen siendo invisibles disparando la ya existente marginalización de las mujeres y contribuyendo así a la feminización de la pobreza”, afirma Isis Alvarez la autora principal de este reporte. “Son las mujeres quienes se ven más afectadas ya que los sistemas patriarcales prevalecientes en muchas sociedades alrededor del mundo no reconocen los derechos de las mujeres a la tenencia de tierras y muchas de ellas carecen de títulos oficiales a pesar de que son ellas quienes trabajan, cultivan y dependen de esas tierras no solo para su propia subsistencia sino para el de sus familias también”, continua Alvarez.
Por su parte, la propuesta para desarrollar bioeconomías (un término utilizado para referirse a economías industriales basadas en materiales vegetales en lugar de combustibles fósiles) continua a a pasos agigantados con el fin de cumplir con las demandas de la producción industrial. El enfoque de bioeconomía de utilización de material vegetal en vez de combustibles fósiles en la manufactura y producción de calor y energía creará un aumento sin precedents en la demanda por recursos biológicos de todo tipo.
Simone Lovera, directora ejecutiva de la GFC, quien se enucnetra participando de las negiciaciones en Bonn actualmente se pronunció al respecto: “Quemar bosques y otros ecosistemas es la peor estrategia de mitigación de cambio climático que alguien se pueda imaginar. Esta semana en Bonn, los gobiernos han dicho lo que los demás quieren escuchar acerca de la necesidad de abordar las causas de la pérdida de bosques, pero la UE y los EEUU y otros países se rehúsan a suspender las metas y subsidies para la producción de bioenergía que directa e indirectamente causan una conversion y degradación masiva de bosques en todo el mundo. Las mujeres son las principals víctimas de esta tendencia, no solo por ser las primeras en ser impactadas debido al incremento los precios de los alimentos derivado de este fenómeno, sino que tmabién por ser dependientes del libre acceso a los recursos del bosque para suplir las neceidades de sus familias”.
El informe también aborda las consecuencias sobre la salud humana de la producción de bioenergía, además de tocar temas controversiales como los llamados ‘arreglos biotécnológicos’ fuertemente promovidos por el enfoque de bioeconomía, los cuales incluyen la modificación genetica, la biología sintética, y la geoingeniería, que son tecnologías que a pesar de no tener un marco regulatorio y de representar graves amenazas para el medio ambiente y la humanidad. “Sin duda, estas tecnologías representan importantes fuentes de generación de riquezas lógicamente para muchos de los mismos actors que ya son parte del jugoso negocio de los combustibles fósiles”, concluye Alvarez.

Para mayor información contactar con:
Isis Alvarez, encargada de temas de género, Global Forest Coalition: +57-315-648-4656
Simone Lovera, directora ejecutiva, Global Forest Coalition: +31-6-15345379

NOTAS A EDITORES:
 [2] La Coalición Mundial por los Bosques (www.globalforestcoalition.org) es una coalición mundial de 54 organizaciones no gubernamentales y organizaciones de pueblos indígenas de 39 países diferentes que luchan por políticas de conservación forestal que sean socialmente justas y eficaces. 
[3] El evento paralelo se llevará a cabo en Inglés: “The Social Dimension of Climate Change Mitigation in Developed Countries – Tackling the Fairness Gap” will be organized by genderCC on 12 June at the meetings of the Subsidiary Bodies to the UN Framework Convention on Climate Change, which take place from 3 to 14 June in Bonn Germany.

Alternativas a los planes fallidos de compensación de carbono forestal promovidos en las conversaciones sobre el cambio climático

Bonn, Asunción, 03 de Junio 2013
Una nueva ronda de conversaciones sobre clima [1] comienza hoy en Bonn, Alemania, y una coalición de grupos de derechos humanos y forestales ha lanzado un manual para comunidades sobre alternativas a REDD + y otras formas de “acaparamiento de tierras verde” [2].
El manual, que ha sido elaborado por la Coalición Mundial por los Bosques [3], el Colectivo de  Información Crítica [4], Biofuelwatch [5], el Consorcio ICCA [6] y Econexus [7] pone de relieve los riesgos de los proyectos REDD + [8] y de los sistemas de producción de bioenergía a gran escala para las comunidades. Muchos de estos proyectos han sido asociados a desplazamientos involuntarios de comunidades y otras formas de “acaparamiento de tierras verde’.
“REDD + fue promovido como un cuento de hadas que podría generar hasta 30 mil millones de dólares por año en pagos a los países y comunidades que conserven los bosques, pero el mercado voluntario de compensaciones de carbono forestal ha proporcionado menos de un 1 por ciento de esa cantidad [9] y la financiación pública está disminuyendo [10] “, advierte Simone Lovera, directora ejecutiva de la Coalición Mundial por los Bosques, que asistirá a las próximas conversaciones. “Así que los Pueblos Indígenas y las comunidades locales corren el riesgo de ser engañados en los contratos y que se les quiten sus derechos a controlar sus propias tierras y territorios a cambio de recompensas financieras que son muy inciertas.” Las negociaciones sobre la financiación de REDD + se estancaron en las conversaciones sobre el clima en Diciembre de 2012.
La demanda de biomasa (para biocombustibles y para producción en las nuevas propuestas ‘bioeconomicas’ [11]) ya está aumentando rápidamente y es probable que conduzca a un mayor acaparamiento de tierras y tala industrial de los bosques.
El manual propone varias alternativas al acaparamiento de tierras verde, incluyendo el reconocimiento de los territorios y las áreas conservadas por pueblos indígenas y comunidades locales (ICCAs) y el desarrollo de protocolos comunitarios que ayudan a las comunidades a identificar sus propias prioridades de conservación y desarrollo.
“Los pueblos indígenas y las comunidades locales han conservado sus territorios y áreas incluso antes de que el dinero se inventara ” destaca M. Taghi Farvar, presidente del Consorcio ICCA. “Necesitan algo que se les pueda dar hoy, es decir, un reconocimiento legal y político de sus propias capacidades y esfuerzos de conservación. Necesitan apoyo político para sus medios de vida sostenibles. Necesitan que se retiren los incentivos perjudiciales que arruinan sus economías locales… Lo que no necesitan son falsas promesas acerca de pagos que puede que nunca lleguen”.
Contacto para la prensa:
En Bonn: Simone Lovera, directora ejecutiva de la Coalición Mundial por los Bosques: +31-6-15345379
NOTAS PARA LOS EDITORES:
[1] El 38º período de sesiones de los Órganos Subsidiarios de la Convención Marco de Cambio Climático de las Naciones Unidas se llevará a cabo del 3 al 14 de junio en Bonn, Alemania.
[2] El manual sobre Derechos Comunitarios y “Buen Vivir” como alternativa al acaparamiento de tierras verde puede descargarse en Inglés: http://globalforestcoalition.org/wp-content/uploads/2013/06/LANDGRABBING-MANUAL-FINAL-2-EN.pdf

El Congreso General de Guna rechaza REDD en el territorio Guna Yala, Panama


REDD+ pone a la selva amazónica y a la biodiversidad al servicio del mercado

10/06/13
Los bosques amazónicos en Perú están muy amenazados. Entre las causas directas de la deforestación están los grandes proyectos de minería, la extracción de petróleo y gas, las concesiones forestales para madereras, la construcción de carreteras – incluso en el marco del programa de infraestructura regional IIRSA -, la cría extensiva de ganado y, más recientemente, las plantaciones de palma aceitera.
La Amazonía peruana abarca el 61% de la superficie del país, ocupando la cuarta posición mundial en cuanto al tamaño de bosque tropical. Por tener esta gran área boscosa, el Perú también es un país extremadamente biodiverso, ocupando, por ejemplo, el quinto lugar del mundo en cuanto a la diversidad de plantas, con cerca de 25 mil especies registradas.
La Amazonía peruana abarca el 61% de la superficie del país, ocupando la cuarta posición mundial en cuanto al tamaño de bosque tropical. Por tener esta gran área boscosa, el Perú también es un país extremadamente biodiverso, ocupando, por ejemplo, el quinto lugar del mundo en cuanto a la diversidad de plantas, con cerca de 25 mil especies registradas.
A ello se suma la deforestación por la minería ‘ilegal’, además de actividades agrícolas como los cultivos llamados ‘ilícitos’ de coca. Por otro lado, las poblaciones indígenas y campesinas que dependen del bosque y conviven con él sin destruirlo, traban una ardua batalla para defender sus derechos y sus modos de vida. Como consecuencia de esta larga lucha, cerca de 15 millones de hectáreas ya se encuentran bajo algún tipo de control indígena legalmente reconocido. Quedan aún por lo menos 8 millones de hectáreas de reservas pendientes que no han sido delimitadas, en las que muchas comunidades son ocupantes de sus propias tierras. Hay todavía centenares de comunidades y territorios que faltan sistematizar..