wrmcast.gif (3121 bytes) 
Estmad@s tod@s,
La Plataforma No REDD ha venido recogiendo firmas alrededor del mundo y le gustaría animar a otros grupos a que apoyen la iniciativa. Con esta carta buscamos alertar a comunidades, activistas, grupos de la sociedad civil y movimientos sociales sobre la desviación de fondos por la comunidad internacional de donantes hacia esquemas dudosos para “Reducir Emisiones por la Deforestación y Degradación Forestal y aumento en las reservas de carbono” (REDD+), los cuales están siendo promovidos dentro del Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.
Por favor firmen antes del 14 de Octubre! Firmar en: http://noredd.makenoise.org.
También disponible en Portugués, Francés e Inglés
Carta Abierta dirigida a la Comunidad Donante Internacional expresando Preocupación acerca de la Desviación de Fondos Existentes para la Conservación de Bosques y Desarrollo hacia proyectos de REDD+
Nosotros, las ONGs y organizaciones de Pueblos Indígenas (IPOs por sus siglas en Inglés) queremos expresar nuestra profunda preocupación respecto a la manera en la que los fondos para la conservación y restauración de bosques, y la erradicación de la pobreza, están siendo malversados hacia proyectos de REDD+ y procesos políticos (aparentemente para reducir emisiones producidas por deforestación y degradación de bosques y para fortalecer el almacenamiento de carbono).
Nuestras organizaciones están trabajando para detener la continua pérdida de bosques del mundo y abordar los impactos que ésta implica sobre el clima y los derechos y las necesidades de los pueblos que dependen del bosque. Como tal, nosotros consideramos que REDD+ como  mecanismo sufre de un gran número de riesgos y problemas inherentes que no se pueden remediar:
1) Los proyectos tipo-REDD+ ya están teniendo impactos negativos severos en el medio ambiente y en grupos de la sociedad económica y políticamente marginados, especialmente Pueblos Indígenas, pequeños agricultores, otras comunidades dependientes del bosque, y mujeres. 1 La mayoría de los bosques mundiales restantes se encuentran en áreas relativamente poco atractivas para la agricultura industrial, ganadería u otros tipos de uso y se encuentran habitados por Pueblos Indígenas, pequeñas comunidades campesinas y otros grupos. Muchos de estos grupos tienen títulos inseguros sobre sus tierras sin embargo, debido a sus circunstancias sociales, económicas y culturales, los recursos que se encuentran en los bosques juegan un papel importante en el mantenimiento de sus medios de subsistencia. Un incremento repentino en el valor económico de las tierras forestales debido a la introducción de pagos por rendimiento para la conservación de bosques definitivamente conducirá hacia el aumento de riesgos por conflictos sobre territorios
entre comunidades y grupos con mayor influencia económica y política que ven allí una oportunidad para lucrarse - a partir de estos pagos. Por esta razón, se incrementan los conflictos sobre tierras, la apropiación de recursos por las élites, los desplazamientos forzosos, las reubicaciones involuntarias, y otras violaciones de derechos humanos que son resultados inherentes de REDD+ como enfoque de conservación de bosques.
2) Los pagos basados en el rendimiento del almacenamiento de carbono forestal abordan sólo uno de los supuestos causantes de la pérdida de bosques: la falta de valoración económica adecuada de la función de almacenamiento de carbono forestal en el secuestro de carbono en general. Este enfoque no logra abordar otras causas directas e indirectas de la pérdida de bosques tales como, la falta de reconocimiento de los derechos sobre territorios de los Pueblos Indígenas y los derechos y roles de quienes han cuidado tradicionalmente áreas forestales; consumo excesivo y comercio de productos forestales y productos que directa o indirectamente tienen un impacto sobre los bosques; e incentivos perjudiciales como lo son los subsidios para la exportación de cultivos y plantaciones de monocultivos de árboles. Otras causas importantes que REDD+ ignora incluyen las actividades de exploración y extracción de minerales, petróleo, gas o carbón, la cría de camarones y los proyectos de infraestructura a gran escala tales como las represas hidroeléctricas, así como las políticas incoherentes de los gobiernos en general2.
3) Los pagos basados en el rendimiento del carbono forestal por definición conducirán a una situación en la que el valor de los bosques domina la toma de decisiones de políticas forestales poniendo así en riesgo lo que el Director Ejecutivo del Foro sobre Bosques de la ONU ha llamado el enfoque sobre los bosques de “360 grados”, un enfoque en el que todas las funciones y los valores de los bosques son tomados en cuenta de manera equilibrada. Esta deficiencia no solamente conducirá a la marginalización de los valores sociales y culturales de los bosques en la toma de decisiones de políticas forestales, sino que también conducirá a la marginalización de los valores de la biodiversidad. Ya ha habido una fuerte tendencia por parte de los proyectos de compensación de carbono forestal a sembrar plantaciones de monocultivos de especies de árboles de rápido crecimiento a pesar de sus impactos negativos sobre la biodiversidad3. Este problema es agravado por la defectuosa definición de bosques que el proceso de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) ha utilizado en donde se incluyen monocultivos de árboles así como “áreas temporalmente desabastecidas” y que permite además, el uso de los árboles Genéticamente Modificados (GM).
4) El carbono forestal no puede ser comparado con el carbono almacenado en depósitos de combustibles fósiles. Siempre existirá un alto riesgo de no-permanencia en los proyectos de compensación de carbono forestal y es ampliamente reconocido que no se han desarrollado soluciones satisfactorias para este problema4. De hecho, este problema no puede ser resuelto ya que la no-permanencia es una propiedad inherente del carbono de bosques o plantaciones de árboles.
5) Otro problema inherente con los mecanismos REDD+ es que los pagos basados en el rendimiento requerirán de una significativa inversión en cuanto a sistemas de monitoreo, verificación y reportes (MRV, por sus siglas en Inglés) que pueden asegurar que los beneficios del carbono forestal de cierta iniciativa son reales y adicionales. Tales sistemas MRV podrían abarcar más de la mitad del presupuesto general de las iniciativas REDD+. Como un grupo de especia listas del Mercado internacional ha notado:
“Asumiendo que el carbono forestal requiere de un proceso de cuantificación similar al usado actualmente, no existe razón para esperar que el mercado del carbono forestal de REDD se comportará de manera diferente. La experiencia, los requisitos de viaje y la escala operativa requerida para seguir las normas como las de la IPCC casi seguro que requieren de una organización multinacional, una que esté bien capitalizada y que sea capaz de manejar varios clientes a la vez. Serán numerosas estas organizaciones? No es muy probable. Estarán ubicadas en países en vía de desarrollo? Parece poco probable. Estas habilidades y su escala implicarán altos costos a desplegar, y esto – mas allá de la avaricia o la ineficiencia – explica por qué los  proyectos REDD tienden a gastar mucho en MRV… El carbono forestal muy posiblemente se comportará como se comportaría cualquier mercado de materias primas lo que implica que los productores sólo recibirán beneficios marginales a partir del mercado en conjunto. Además, los únicos desafíos logísticos que se plantean al contar carbono de acuerdo a normas como las de la IPCC, implican una población de proveedores muy limitada dispuestos a hacer esto”5.
Este es un desperdicio de dinero inaceptable en tiempos en los que los recursos escasean y en donde el financiamiento para REDD+ posiblemente provendrá de las mismas fuentes que también podrían financiar otras iniciativas reales urgentemente requeridas para la mitigación y adaptación al cambio climático. Además, estos costos hacen imposible que los grupos económicamente marginados, incluyendo Pueblos Indígenas, comunidades dependientes de los bosques, mujeres, y países en vía de desarrollo, participen de forma equitativa en proyectos de REDD+.
6) Todos estos problemas se agravarán si, como es prácticmente cierto, REDD+ es financiado a través de mercados de compensación de carbono. Esta es la opción de financiamiento que apoyan muchos países influyentes y otras partes interesadas importantes incluyendo el Banco Mundial; incluso aquellas iniciativas REDD+ que actualmente son apoyadas por filantropía y fondos públicos generalmente están diseñadas para ayudar a poner en marcha mercados de carbono forestal6.
7) Además de socavar la conservación de bosques, dichos mercados sólo pueden empeorar el cambio climático debido a problemas irresolubles relacionados con permanencia, adicionalidad y fugas, mientras continúa la contaminación en el Norte y la creación de sitios tóxicos en zonas comunitarias vulnerables ya impactadas desproporcionalmente al ser expuestas a tóxicos e injusticias sociales.
8) REDD+ inherentemente se trata de mercantilizar y privatizar el aire, los bosques, los árboles y la tierra. Este enfoque va en contra de los sistemas de valores culturales y tradicionales de muchos Pueblos Indígenas y otras comunidades dependientes del bosque7. Hay un grave riesgo de que el enfoque orientado hacia el mercado inherente a REDD+ socavará los sistemas de valores que son  un elemento esencial de la conservación exitosa de áreas forestales comunitarias, el conocimiento ecológico tradicional Indígena y las prácticas de conservación.
En muchos lugares del mundo, los proyectos y políticas de REDD+ están siendo implementadas violando el principio del consentimiento previo, libre e informado (FPIC, por sus siglas en Inglés). En Ecuador, el gobierno continua desarrollando un programa de REDD+ a pesar de que la organización de Pueblos Indígenas mas representativa, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), ha rechazado explícitamente las políticas de REDD+ en el país8. Como el complejo forestal Mau en Kenia se ha “alistado” para un proyecto de REDD+ financiado por UNEP, miembros del Pueblo Ogiek continúan sufriendo desalojos y activistas Ogiek son  atacados por protestar en contra de la apropiación de tierras9. En Indonesia, los Mantir Adat (autoridades tradicionales) del Kadamangan Mantangai, distrito de Kapuas en la provincia de Kalimantan Central, “rechazan proyectos REDD porque representa una amenaza a los derechos y  los modos de vida de la comunidad Dayak en el área donde se desarrolla el proyecto”, y han hecho un llamado a la cancelación de un proyecto que ha “violado nuestros derechos y amenazado las bases de la supervivencia de la comunidad Dayak” 10.
Muchas compañías y organizaciones que históricamente han ocasionado contaminación y deforestación se encuentran promocionando REDD+ como una oportunidad rentable de “compensar” su saqueo continuo del planeta, incluyendo el Banco Mundial, el Banco  Interamericano de Desarrollo, Dow, Rio Tinto, Shell, Statoil, BP Amoco, American Electric Power  AEP, BHB Billiton y la Organización Internacional de Maderas Tropicales. En Brasil, Chevron Texaco, tristemente célebre por causar una pérdida significante de bosques en la Amazonía ecuatoriana y amenazar a los Pueblos Indígenas aislados voluntariamente y que puede conducir al genocidio, respalda un proyecto REDD+ en la Mata Atlántica que utiliza guardias armados llamados Força Verde que disparan y encarcelan a las personas que pudieran entrar en el bosque11. En Bolivia, BP, quien ocasionó en el Golfo de México el desastre ambiental más grande en la historia de los Estados Unidos, participa en el proyecto de tipo-REDD+ más grande del mundo y que lo ayuda a “teñir de verde” la destrucción de biodiversidad y los modos de vida de las comunidades12. Como se señaló en el NewYork Times, “REDD podría ser una mina de oro para los destructores del bosque” 13.
En Papua Nueva Guinea, Colombia, Perú y otros países, los “vaqueros del carbono” corren fuera de control, engañando comunidades para que firmen contratos falsos renunciando así a los derechos que tienen sobre sus tierras14. En palabras de un líder Indígena, REDD+ “puede ser la apropiación de tierras más grande de todos los tiempos” 15. REDD+ es inherentemente sobre la privatización de aire, bosques, árboles y tierra y corrompe todo lo que los Pueblos Indígenas creen sagrado, incluyendo sus sistemas de conocimiento tradicional. Donde los proyectos de REDD+ tienen como objetivo los territorios de Pueblos Indígenas que viven voluntariamente en aislamiento, tales como en el Amazonas peruano o el Chaco Paraguayo, pueden hasta amenazar la misma sobrevivencia de estos Pueblos.
Estos riesgos y problemas han sido reconocidos por un gran número de organizaciones de la ONU y de otras instituciones internacionales, así como por las propias Partes a la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático16. Las llamadas “garantías” adoptadas por la mayoría de las Partes a la CMNUCC muestran que ya se presentan inquietudes respecto a los potenciales impactos negativos ambientales y sociales que pueda tener REDD+. Sin embargo, estas “garantías” de REDD+ no salvarán ni a los bosques de ser convertidos en plantaciones, ni a los derechos de los Pueblos Indígenas de ser violados bajo proyectos de REDD+. Ni tampoco puede prevenir el daño que las compensaciones de carbono REDD+ ocasionarían a los esfuerzos genuinos de abordar el cambio climático. Siendo voluntarios, débiles y relegados a un anexo, estos no son apoyados por ningún consenso para hacerlos legalmente vinculantes y mucho menos, establecer una mecanismo de reparación y cumplimiento. En el pasado, tales esquemas de garantías voluntarias usualmente habrían demostrado ser inefectivas, muchas hasta habrían servido para teñir de verde prácticas corporativas dañinas.
Por esta razón, muchas instituciones han enfatizado que todos los conflictos de tenencia de tierras tienen que ser resueltos y que los derechos de los Pueblos Indígenas, comunidades locales y mujeres, tienen que ser asegurados antes de que proyectos y políticas de REDD+ sean implementados17. Sin embargo, esta no es una propuesta realista. Apoyamos fuertemente cualquier esfuerzo político para abordar conflictos de tenencia de tierras y violaciones de los derechos humanos, especialmente en lo que se refiere a derechos de los Pueblos Indígenas. Pero los problemas de tenencia de tierras y violaciones de derechos humanos en zonas forestales son ya demasiado complicados para resolverlos completamente en un tiempo determinado y REDD+ no ayudará. Por el contrario, como se señaló anteriormente, la promesa de potenciales pagos basados en el rendimiento harían más en vez de menos difícil resolver estos asuntos y tenderían a debilitar en vez de fortalecer las luchas de las comunidades por sus derechos.
Considerando esta larga lista de riesgos ampliamente conocidos e inherentes, e impactos negativos de REDD+, se destaca que cerca de 7,7mil millones de dólares hayan sido comprometidos a éste por parte de los países donantes18. Aún más destacado es el hecho que las fundaciones anteriormente reconocidas por apoyar trabajo en derechos humanos y justicia, han añadido millones de dólares a proyectos e iniciativas que promueven REDD+19. Entre tanto, hay una opresión financiera en las frecuentemente pequeñas organizaciones de Pueblos Indígenas y sociedad civil independiente que denuncian la creciente lista de violaciones a los derechos humanos y la destrucción ambiental ocasionada por los proyectos de tipo-REDD+.
Intencionalmente o no, esta disparidad extrema e injusta de financiamiento constituye una forma de facto de censura financiera, y esto significa que el Consentimiento Libre, Previo e Informado de los guardianes de la mayoría de los bosques del mundo, los Pueblos Indígenas, está siendo comprometido. Si existe casi ningún financiamiento para apoyar la detección, documentación, documentación y rechazo de los impactos negativos sociales y ambientales de los proyectos REDD+, por no decir nada de la razonable crítica de sus premisas fundamentales, será imposible exponer y diseminar toda la información crucial que las comunidades remotas necesitan para tomar decisiones sobre REDD+, y cualquier consentimiento que estos entreguen no será detenida y completamente “informado”. Se debe señalar que REDD+ y su relación con el mundo de los mercados de carbono y regímenes compensación es una relación muy compleja que muchas de las ONGs involucradas en políticas de cambio climático, no entienden en su totalidad. En este respecto, se debe tener en cuenta que el derecho fundamental de los Pueblos Indígenas al Consentimiento Previo, Libre e Informado es el pilar de la Declaración de las Naciones Unidas sobre el Derecho de los mismos. Este derecho también se reconoce en las garantías de REDD+ adoptadas por la mayoría de las Partes a la Convención Climática, y por la ONU-REDD y otros donantes.
Financiar el color rosa de un dibujo de REDD+ en donde a las comunidades se les paga para cuidar sus bosques y compartir los costos-beneficios de programas REDD+ sin mostrar las realidades oscuras del trasfondo, es en el mejor de los casos negligente y en el peor implica a donantes en la violación de uno de los derechos mas importantes de los Pueblos Indígenas. Esta carta tiene la intención de servir como un llamado de atención a los donantes y como invitación a cubrir esta brecha en el financiamiento.

En este sentido también es importante asegurar que los proyectos comunitarios de construcción de capacidades y concientización permitan acceso a información justa y que no esté parcializada acerca del estado bastante desolador de las negociaciones climáticas, y la falta de voluntad de grandes contaminantes del norte a acordar objetivos legalmente vinculantes para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero o apoyo financiero para medidas climáticas necesarias. A los ojos de muchos movimientos sociales, REDD+ es una irrisoria máscara en este respecto. Los 100 mil millones de dólares que se mencionaron como posible financiación climática en Copenhague no ha sido concretados aún y cada vez se hace más claro que algunos de los países donantes más importantes esperan que la mayoría de estos fondos provengan de mercados de carbono20. Estos ya han demostrado ser una fuente de financiamiento altamente volátil y desequilibrada, y la falta de un momentum político para un sucesor del Protocolo de Kyoto legalmente vinculante solamente creará mayor incertidumbre en el mercado. Es importante que esta información sea compartida con las comunidades y los Pueblos Indígenas cuando se les informe de las “oportunidades” que ofrece REDD+.
A pesar de que proteger los bosques es una pieza central del rompecabezas de la mitigación climática, un sistema orientado hacia el mercado y dirigido por corporaciones y basado en pagos por rendimiento, viene acompañado de riesgos inherentes que son tanto abrumadores como inevitables; la ironía es que al mismo tiempo REDD+ esté siendo tan agresivamente promovido. Existen numerosos ejemplos de territorios de Pueblos Indígenas y áreas donde los bosques han sido conservados o restaurados satisfactoriamente por comunidades sin la necesidad de pagos basados en el rendimiento a su vez basados en títulos de tierras individuales y derechos de carbono cuestionables. Ejemplos de países como India, Gambia, Nepal, Brasil y Ruanda han demostrado que el reconocimiento de gobernanza de las comunidades sobre sus bosques entrega incentivos mas éticos y efectivos para la conservación y restauración de los bosques, mientras que la propuesta ecuatoriana de mantener los combustibles fósiles en el suelo muestra el camino hacia un enfoque mas realista para la mitigación del cambio climático. Además de estos enfoques directos al problema de los combustibles fósiles, es esencial asegurar el espacio necesario para empoderar comunidades que han conservado sus bosques exitosamente y abordar los causantes directos y subyacentes de la deforestación, tales como el consumo y la producción excesivas por y para las sociedades industriales.
Concluyendo, creemos que REDD+ es un síntoma fundamentalmente defectuoso de un problema más profundo, no es un paso adelante. Es una distracción para la que el planeta – nuestra Madre Tierra- no tiene tiempo. Deberíamos partir de los muchos ejemplos exitosos de conservación y restauración de bosques en vez de invertir miles de millones de dólares en un esquema REDD+ que no ha sido probado, que es incierto y cuestionable y que posiblemente pone en riesgo las metas ambientales y sociales del régimen climático en vez de apoyarlas.
Abordar el cambio climático y la pérdida de bosques requieren medidas que contribuyan a una transformación económica, ecológica y social profunda. Para presentar todos los aspectos de la historia REDD+ como parte de un esfuerzo conjunto para construir las alianzas globales diversas y poderosas que puedan apoyar la transformación que nuestro planeta y las personas necesitan, se requerirá del apoyo total de la comunidad de caridades, beneficencias, y filantrópicas.
Nosotros estamos listos para esta tarea.
Y ustedes?
Platforma No REDD
Carbon Trade Watch, International
COECOCEIBA, Amigos de la Tierra, Costa Rica
Global Forest Coalition, International
Global Justice Ecology Project, International
Indigenous Environmental Network, International
Oilwatch, SouthAmerica
National Forum of Forests People and Forest Workers (NFFPFW), India
NESPON, India
Timberwatch, South Africa
The Corner House, UK
World Rainforest Movement, Uruguay
Organizaciones
Rising Tide, Mexico
Colectivo Revuelta Verde, Mexico
FASE, Brazil
Xarxa de l'Observatori del Deute en la Globalització (ODG), Spain
Institute for Social Ecology, US
Ecomunidades, Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México
Centro Ecológico, Brazil
Peoples Movement on Climate Change, Philippines
IBON Foundation
Ecological Society of the Philippines
Mangrove Action Project, US
Foodfirst Information and Action Network (FIAN), Netherlands
Center for Encounter and Active Non-Violence, Australia
Indonesian Peasant Alliance
Tasmanian Public and Environmental Health Network
Fundación ALDHEA (Alternativas Latinoamericanas para el Desarrollo Humano y Estudios Antropológicos), Ecuador
Rural Volunteers Centre, Assam, India
River Basin Friends, NE, India
AFRICANDO, Spain
Ecologistas en Accion, Spain
RAPAM Pesticide Action Network, Mexico
Unión Universal Desarrollo Solidario, Spain
Ecological Society of the Philippines
- Justice, Peace and Integrity of Creation Commission (JPICC) of the Association of Major Religious Superiors of the Philippines (AMTRSP)
Noor ul Islam, Pakistan
CENSAT Agua Viva - Amigos de la Tierra Colombia
Oilwatch Southeast Asia
Weaker Section Welfare Association (WESWA Trust), India
Ogoni Indigenous Ministers' Forum, Nigeria
La Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES), El Salvador
Oilwatch International
Oilwatch Mesoamerica
Movement Generation: Justice and Ecology Project, USA
La’o Hamutuk, Timor-Leste Institute for Development Monitoring and Analysis Kalikasan People’s Network for the Environment, Philippines
Grupo de Estudios Ambientales, AC, Spain
Centro para la Autonomía y Desarrollo de Pueblos Indígenas, Nicaragua
Red de Coordinación en Biodiversidad, Costa Rica
Thai Working Group for Climate Justice (TCJ), Thailand
Project for Ecological Awareness Building (EAB), Thailand
Palang Thai, Thailand
Integrante de la Dirección del Movimiento Cívico Popular, Mexico
Koalisi Perempuan, Indonesia
Grassroots Global Justice Alliance, USA
Just Transition Alliance, USA
Grassroots International, USA
Southwest Workers Union, USA
Individuales
Cesar Padilla, Ecuador
Josiane Olff-Nathan, France
Delio David Farfán Cruz, Perú
Karen Rothschild, Union paysanne, Canada
Gillian Blair, Otways Conservation Council, Australia
Aruna Rodrigues, Sunray Harvesters, India
Russell Langfield, Australia
Federica Napolitano, Italy
Samuel Leòn Martìnez, Mexico
Maria Vida Cordero, Philippines
Monika Szigeti, Australia
P. S. R. Kanakabaram, India
John Kaganga, Uganda
Elizabeth C. Carranza, Task Force Sierra Madre, Philippines
Mathura P Shrestha, MD, Professor of Public Health, Nepal
Jo Dirix, Belgium
Peter Jones, US
David Leigh, Tasmania
Anabelle E. Plantilla, Philippines
Frederick Laping, Philippines
Gilbert Rodrigo
Aliza Yuliana/Solidaritas Perempuan,
Indonesia
Sinduja, India
Doreen Ruta
Pilar Sanmartín, Spain
Rafael Barragán Martín, Spain
Marena Brinkhurst, Canada
Alice Graham, Australia
Jerermy Davis, Australia
Kev Rothery, Australia
Warren Hastings, Australia
Karin Le, Australia
Eveline Dannenburg, Tasmania, Australia
Alan Matfin, Australia
Terrill Riley-Gibson, Australia
Alan Porter, Australia
Hartmut Wege, France
Amira Armenta, Netherlands
Vinay Tandon
Fuentes
1 Plataforma No a REDD, No REDD, Un Manual (2010), http://noredd.makenoise.org
Lohmann, Larry (2008), Crónica de un Desastre Anunciado?, The Corner House, London, UK,
www.thecornerhouse.org.uk/resource/chronicledisaster-foretold
2 Moussa, J. and Verolme, H. (ed.) (1999), Abordando las Causas Subyacentes de la Deforestación y Degradación de Bosques, Estudios de Caso, Análisis y Recomendaciones Políticas, Biodiversity Action Network, Washington, USA
Coalición Mundial por los Bosques (2010), Llegando a las raíces, Causas Subyacentes de la Deforestación y Degradación de Bosques y los Causantes de la Restauración de Bosques, Coalición Mundial por los Bosques, Amsterdam, Holanda.
Mery, G. et. al. (2011) Bosques y Sociedad = Respondiendo a los Causantes Globales del Cambio, IUFRO, Enero 2011
3 Ver por ejemplo: Acción Ecológica and World Rainforest Movement (2005) Sumideros de carbono en los Andes ecuatorianos: Los impactos de las plantaciones forestales del proyecto holandés FACE - PROFAFOR sobre comunidades indígenas y campesinas., World Rainforest Movement, Montevideo, Uruguay.
5 Projecto Munden (2011) REDD y Carbon Forestal, Critica del Mercado and Recomendaciones, The Munden Project, EEUU.
6 Presidencia Sueca de la UE (2009) La Iniciativa REDD: Fondos de la UE y Fases preparado por la Conferencia Interparlamentaria, Septiembre 2009 the_redd_initiative -EU-Funds and Phases.pdf
Red Indígena Ambiental, Fondos y Fases:Prep Cooks, Comadronas y Plantas de Ensamblaje para Mercados de Carbono REDD/REDD+, IEN.
7 Goldtooth, T. (2010), Lucrándose de la Creación: Gourmet REDD privatiza, paquetes, patentes,vende y corrompe todo lo que es Sagrado, http://noredd.makenoise.org/wp-content/uploads/2010/REDDreaderEN.pdf
9 Ver: Grupo de Trabajo Internacional en Asuntos Indígenas (2011), Habitantes del Bosque de Kenia
en una Lucha Amarga por sus Tierras, Abril 15 2011 http://www.iwgia.org/news/searchnews?news_id=277
Grupo de Derechos de Minorias Internacional (2011), Grupo de Derechos de Minorias Condena los Ataques dirigidos a Activistas Ogiek, Marzo 7, 2011, www.newsfromafrica.org/newsfromafrica/articles/art_12373.html
First Peoples International (2011), En la nueva Kenia, apropiadores de tierras atacan a líderes Ogiek – quienes sobreviven a los as altos, http://firstpeoplesblog.files.wordpress.com/2011/03/ogiek-land-activists-survive-assaults.pdf
Secretariado de Coordinación Provisional, Oficina del Primer Ministro en representación del Gobierno de Kenia, Rehabilitación del Ecosistema Boscosa Mau, www.kws.org/export/sites/kws/info/maurestoration/maupublications/Mau_Forest_Complex_Concept_paper.pdf
Los Angeles Times (2010), Tríbu kenianalentamente expulsadas de sus tierras ancestrales,
http://articles.latimes.com/2010/jan/04/world/lafg-kenya-forest4-2010jan04
Survival International (2010), Casa de tríbus kenianas quemadas en el desalojo del Bosque Mau, 8 Abril 2010, Video en: www.survivalinternational.org/news/5722 http://www.survivalinternational.org/tribes/ogiek
REDD Monitor (2009), Ogiek amenazados condesalojo del Bosque Mau, www.redd-monitor.org/2009/11/19/ogiek-threatened-with-evictionfrom-mau-forest-kenya/
10 REDD-Monitor (2011), Dentengan el Proyecto REDD+ de Indonesia- – Australia en el Area del Pueblo Dayak en Kalimantan Central, www.redd-monitor.org/2011/06/15/stop-the-indonesiaaustralia-redd-project-indigenous-peoplesopposition-to-the-kalimantan-forests-and-climatepartnership/#more-8887
11 PBS/ Frontline World, Centro Carbon Watch para el Periodismo Investigativo, www.pbs.org/frontlineworld/stories/carbonwatch/moneytree/ Mother Jones (2009), Dinero de los Arboles GM’s,
www.motherjones.com/environment/2009/11/gms-money-trees REDD-Monitor (2009), Injusticia en la frontera
del carbon en Guaraqueçaba, Brazil, www.reddmonitor.org/2009/11/06/injustice-on-the-carbonfrontier-
in-guaraquecaba-brazil/ Museo Nacional del Indígena, Conversaciones con la Tierra, Instituto Smithsonian, Washington DC
http://www.americanindian.si.edu/
12 Cardona, T. et. al. (2010) Industrias Extractivas y REDD, No REDD Un Manual, http://noredd.makenoise.org/wp-content/uploads/2010/REDDreaderEN.pdf
13 The New York Times, Elisabeth Rosenthal (2009), “In Brazil, Paying Farmers to Let the Trees Stand”, 21 August 2009.
http://www.nytimes.com/2009/08/22/science/earth/22degrees.html
14 Gridneff, I. (2011), Estafadores de carbon vendiendo el cielo, The Sydney Morning Herald www.smh.com.au/world/carbon-conmen-sellingthe-sky-20090612-c63i.html
See VIDEO A Breath of Fresh Air (2009) by Jeremy Dawes, www.redd-monitor.org/2009/09/11/more-questions-than-answerson-carbon-trading-in-png/
15 Press Release, IEN and Friends of the Earth Nigeria, “Shell Bankrolls REDD: Indigenous and Environmentalist Denouce,” 7 September 2010.
16 Ver por ejemplo: Asociación Pobreza y Medio Ambiente -ODI, IUCN, UNDP, SIDA, IIED, ADB, DFID, Ministerio Francés Del Medio Ambiente Y UNEP WCMC, (2008) Haciendo que REDD funcione por los Pobres, www.povertyenvironment.
net/?q=filestore2/download/1852/Making-REDDwork-for-the-poor-FINAL-DRAFT-0110.pdf Karsenty, A (2008) TLas arquitectura de los esquemas REDD propuestos despues de Bali: enfrentando elecciones críticas, en International
Forestry Review Vol. 10(3), 2008 (pp. 443 – 457), ONF International, 2008. Reducción de emisiones
de deforestación y degradación de bosques (REDD), Análisis de 7 asuntos destacados para la
inclusion de bosques tropicales en la gobernanza climática internacional.
ONF International, Paris, France, and Peskett, L. And Harkin, Z., 2007. Riesgos y Responsabilidades en REDD. Overseas Development Institute, London, UK.
17 Asociación Pobreza y Medio Ambiente, 2008, Global Witness, 2008. Monitoreo Independiente de Bosques y REDD.
Global Witness: Cotula, L. and J. Mayers, 2009. Tenencia en REDD: Punto de partida o pensamiento posterior?, Natural Resource Issues No. 15, Instituto Internacional para el Medio Ambiente y Desarrollo: London, UK; Grieg-Gran, M., I. Porras,
and S. Wunder, 2005. “Cómo los Mecanismos de Mercado para Servicio orestales Ambientales Ayudan a los Pobres? Lecciones Preliminares en Latinoamérica”. World Development, 33(9): 1511-1527.
18 Asociación REDD+ (2011), Asociación Voluntaria REDD+ Base de Datos REDD+ Actualizada Reorte de Progreso, 11 Junio 2011, pag. 6, tabla 1.
19 Ver Alianza por el Clima y el Uso de la Tierra, una iniciativa de financiamiento conjunta para las Fundaciones Ford, Betty y Gordon Moore, David y Lucile Packard y ClimateWorks: “El presupuesto proyectado de 2011 para iniciativas descritas en el panorama de estrategia es aprox. $32.5 million”, www.climateandlandusealliance.org
20 Ver por ejemplo http://ec.europa.eu/economy_finance/articles/financial_operations/pdf/sec_2011_487_final_en.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada